Widget Image

Suscríbete

Envíanos un correo a info@caramellabox y te mantendremos informado de todos los eventos y novedades con nuestra newsletter

Subscribe elementum semper nisi. Aenean vulputate eleifend tellus. Aenean leo ligula, porttitor eu, consequat vitae eleifend ac, enim. Aenean vulputate eleifend tellus.

[contact-form-7 id="984" html_class="cf7_custom_style_1"]

Warning: A non-numeric value encountered in /homepages/1/d645286877/htdocs/clickandbuilds/CARAMELLABOX/wp-content/themes/assemble/framework/modules/title/title-functions.php on line 487

Calidad Vs. Cantidad

Cuando comenzamos a ofrecer un servicio o creamos nuestro producto, lo hacemos teniendo en cuenta todas las variables y personalizando hasta el último detalle. “Necesitamos que funcione” y concentramos el máximo potencial, con el afán de plasmar y desarrollar todo el proceso hasta el acabado final de la idea.

Pero, ¿qué sucede cuando llevamos tiempo implementando aquello que tanto nos ha costado poner en marcha y deseamos explotar el óptimo rendimiento de ese trabajo? ¿Es detrimento de calidad el aumento de la cantidad ? ¿Cuestión de gestión?

Como en cualquier situación, habrá varios puntos de vista, tomaremos en cuenta al menos dos de ellos: por un lado, el del proveedor que intentará replicar cuantas veces sea posible su gallina de huevos de oro, sacrificando en el intento hasta su calidad de vida, si fuera necesario. Y por otro, el del usuario final, que con cierto recelo debatiéndose entre saber que está en manos de un profesional exitoso y competente al que, además le desea prosperidad, y el temor de ver mermada su calidad de servicio o incrementado su costo.

Esta situación se produce con frecuencia ya que en la mayoría de los casos, el fenómeno de la expansión va acompañado de una menor presencia física del fabricante de la idea exitosa, propio de la gestión del crecimiento y reorganización empresarial.

En este aspecto radicamos la reflexión ”Caramellabox”, actualmente uno de los argumentos más fuertes como emprendedor es poner todo tu talento creativo y ejecutivo para obtener ‘Tu Producto Estrella’ y posteriormente replicarlo cuantas veces te permita el cuerpo. Es cierto que el mantra “la calidad debe permanecer intacta”, a como dé lugar, es el ABC del fundador quien sacrifica al máximo la máquina productiva.

Pero ¿cómo aseguramos que desde el punto de vista del usuario se perciba que, aunque tú no estás tan visible en presencia física, puedes garantizar el acabado del producto con el equipo competente y adecuado que responde por ti de igual modo?. Es que “necesitamos verte…”, oyes las vocecillas de tus clientes que te reclaman, en el mejor de los casos cara a cara.

Y es que, para los emprendedores, existe una forma de levantar vuelo y la fórmula ideal es mirar las cosas desde arriba, con perspectiva, es esta posición la que te permite analizar, optimizar, innovar y corregir, logrando el equilibrio perfecto entre cantidad y calidad.

Por lo tanto, ¿prima la calidad frente a la cantidad? Desde nuestro punto de vista, no tiene por qué , hay una manera de equilibrar ambas variables a base de :organización, tiempo efectivo, dedicación, gestión de recursos, que correlacionó de manera natural con el éxito de la idea que generes y el resultado satisfactorio que consigues con este profundo trabajo.

Una sana postura es que nuestros usuarios comprendan y respeten el proceso, sean felices con nuestros logros y crecimiento, disfruten de la experiencia que vamos adquiriendo y los detalles que, por cortesía, realizaremos lo cuales constituirán finalmente un reconocimiento a su apoyo y fidelidad de la mano y en conjunto en este proceso, ampliaremos fronteras para consolidar nuestro lugar en el mercado.

Leave a comment